BLOG

Transcreación, mediación cultural e internacionalización

La transcreación está íntimamente ligada al concepto de cultura. Es por ese motivo que va más allá de la «traducción creativa». Incluso algunas agencias de transcreación promocionan sus servicios afirmando que para ellas «la cultura es más importante que el idioma». La idea que subyace detrás de este mensaje es la internacionalización.

Dado que su principal ámbito de especialización es el marketing, la transcreación se convierte en un medio para conseguir que la identidad de una marca llegue a una audiencia global, lo que implica adaptar todo un abanico de matices y mensajes culturales.

La salida a mercados internacionales de una empresa, sea cual sea su tamaño, no resultará eficiente ni rentable si no es capaz de conectar con potenciales clientes que presentarán características lingüísticas y culturales diferentes de los clientes que ya ha conseguido en su país de origen. Esta conexión con los futuros clientes se conseguirá con buenas acciones de marketing. Esto pasará, por supuesto, por adaptar lingüística y culturalmente una de las tarjetas de visita principales de una empresa: su sitio web corporativo. Si esta adaptación requiere de soluciones creativas, estaremos ante un caso claro de transcreación web.

Por lo tanto, la transcreación, es un proceso que va «más allá de la traducción», pues requiere aplicar grandes dosis de creatividad para poder conectar con usuarios de contextos socioculturales muy diferentes. Eso hace que la transcreación se convierta, junto con la traducción y la localización, en un elemento imprescindible en los procesos de internacionalización de las empresas.

En resumen, la transcreación aúna procesos de traducción, adaptación y (re)creación con el foco siempre puesto en el idioma, pero sobre todo en la cultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.